jueves, 12 de febrero de 2015

Un idilio que no debió romperse



  Juan Carlos Naramjo Pérez es Diplomado en Magisterio, desde hace 15 años director del CEIP "Cervantes"   de El Pedroso. En el año 2014 pregonó las Fiestas de la Asunción. 

"A la banda de música Ntra. Sra. De La soledad de Cantillana."

   Así tenía que ser y así será…..en Cantillana, un 14 de Febrero y con motivo de una salida extraordinaria. Un marco y un momento idóneos para retomar un idilio que nunca debió romperse, y que no es otro que la dualidad formada por la banda de música Ntra. Sra. De la soledad y las salidas procesionales de Ntra. Sra. de la Asunción. Una ruptura que ya se prolongaba 20 años y que había tomado forma de nostalgia y añoranza en los habitantes de nuestro pueblo y en general en los amantes del arte, la exquisitez y el gusto por las buenas bandas de música.

   Juntos habían escrito pasajes inolvidables vividos las mágicas noches de los 15 de Agosto, recreando una conjunción inmejorable entre banda y procesión, eternizándolas en el tiempo. Sin embargo, paradójicamente, de lo que tantas veces disfrutó la luna, el destino ha querido hacer participe al sol, eligiéndolo por testigo para ese reencuentro. Después de dos meses de ausencia por restauración, y con un pueblo que anhela ofrecerle a su Virgen lo mejor en su recibimiento, no cabía otra alternativa, ya que por calidad, compromiso, entrega, sacrificio, profesionalidad y evolución el mejor acompañamiento musical tiene nombre y apellido, y se llama Banda Ntra. Sra. de la Soledad de Cantillana.

   Como hemos podido comprobar generación tras generación desde que en tiempos inmemoriales D. Gabriel Ríos Amores se encargara de dirigirla, la banda ha ido creciendo con el transcurrir de los años, agigantándose con el paso del tiempo, alcanzando niveles excelsos, llegando a convertirse en mítica, pero sin perder aquella esencia cantillanera que la vio nacer. Y lo que acontecerá el próximo Sábado en Cantillana, sin duda, marcará un antes y un después en su trayectoria, ya que, a buen seguro, nuestra banda sublimará la ejecución del repertorio que con tanto esmero está preparando. Resultará una obra maestra esculpida en el espacio y tiempo perfecto para ello, haciendo temblar los cimientos de nuestro pueblo, transportándonos al éxtasis a través de sus manos, sus soplos e instrumentos, y dirigidos por una batuta inigualable.

   
A todos los que habéis hecho posible esta simbiosis, felicitaros, agradecéroslo y rogaros que se prolongue en el tiempo, que perdure por muchos años y juntos escribáis muchas más páginas gloriosas de la historia de nuestro pueblo.



                                                                                  Juan Carlos Naranjo Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada